Poniéndonos al día

Híjole, vaya que ha pasado mucho tiempo desde el último post… Y es que han pasado muchísimas cosas desde entonces, mi vida ha cambiado bastante. Es más, la vida en todo el mundo ha cambiado bastante, como ya todos sabrán este 2020 ha sido más agresivo que un padre alcohólico cuando pierden las Chivas…

Por si no han seguido mi emocionante vida en mis redes sociales, voy a hablar un poco de lo que ha ido pasando desde finales del año pasado y ya en el futuro iré hablando un poco más a fondo de todo para no extenderme demasiado aquí.

Lo primero y para mí más grande, es que unos días antes de Navidad, mi esposa y yo recibimos la gran noticia de que seremos papás. Por fin mi mayor meta se estará haciendo realidad y todo esto le dio un giro completamente nuevo a mi vida.

A principios de año, antes de que las cosas empezaran a valer verga, por fin logré vender mi antiguo pedazo de carro y comprar algo más confiable. Todo muy bien excepto por el adeudo de placas del que me di cuenta una vez que había hecho el trato con el vendedor, y porque al día siguiente que lo compré pude haber explotado con él porque se había roto el tanque de gasolina, pero nada grave.

Casi terminando febrero recibimos otra noticia pero no tan emocionante. Mientras yo estaba relajándome en casa en mis pocos días de vacaciones que me tomé para descansar de tanto pinche on call, me entero indirectamente de todo el drama que estaba sucediendo en la oficina durante mi ausencia. Resulta que habían notificado a varios equipos sobre la terminación de sus puestos a causa de una re-estructuración de la empresa, y por supuesto mi equipo estaba en esa lista negra. No todo estaba tan mal después de todo, ya que nos ofrecieron diversas compensaciones para suavizar el putazo. O sea, estaba en proceso de comprar una casa, y luego con bebé en camino, pues me cayó triplemente pesado el chistecito. En fin, como dicen los chinos (que como sabrán, no tienen tan contento a nadie) el caracter para crisis es el mismo que para oportunidad, asì que esta tragedia me sirvió como una oportunidad para considerar un ligero cambio de carrera, y ver mis opciones en cuanto a qué chingados voy a hacer con mi vida, y la de mi familia.

En fin, no conforme con todo lo que estaba pasando, que nos cae la pinche pandemia, justo lo que faltaba. Justo también para la fecha en que estaba comenzando la cuarentena, estábamos también cambiándonos de casa, por lo que eso se volvió un poco más complicado y tardado de lo normal. Lo «bueno» de esto, dentro de lo que cabe, es que tocó hacer home-office, y considerando la poquísima carga de trabajo que tenía, pues fueron casi vacaciones pagadas. Pero aún así, el encierro constante ha tenido consecuencias en nuestra salud tanto física como mental, pero afortunadamente vamos sobrellevándolas poco a poco.

Y mientras el fin de la contingencia es algo que se ve cada vez más lejano, lo que sí se ve ya cerca es el fin de mi contrato en mi trabajo actual. Estoy por comenzar mi última semana de «trabajo» de la que solamente dos días podrán ser considerados como trabajados, y llegada la fecha, será cada vez más pesada la carga de encontrar un nuevo empleo. Hasta el momento no he tenido muchas respuestas a mis postulaciones, pero gracias a lo que he trabajado con consultores de transición de carrera he podido prepararme mucho mejor para la búsqueda y me siento más confiado de mis conocimientos y habilidades para encontrar el trabajo ideal.

Aunque bueno, esa es una de mis opciones. La otra, y que personalmente sería la preferida de no ser también la más riesgosa, es que decidí emprender e iniciar un pequeño estudio de desarrollo de videojuegos, al lado de algunos amigos que sé que comparten mi misma pasión por lo friki. Por supuesto, para esto, he estado preparándome mucho con cursos y tutoriales sobre desarrollo y he aprendido bastante, y confío que también eso me servirá para mis entrevistas de trabajo ya que es algo que va muy de la mano. Justamente hace un par de días acabo de terminar mi primer curso de Desarrollo de Videojuegos y me siento más capaz para cualquier rumbo que tome en mi vida. Pero obviamente y como siempre he dicho, siempre hay algo nuevo que aprender, así que diariamente sigo preparándome y aprendiendo constantemente.

Y pues bueno, esas son las novedades hasta ahora a grandes rasgos. En conclusión, por ahora me preparo y conservo la esperanza de que toda esta situación tan difícil termine pronto para poder volver a la normalidad por mi carrera, el bienestar de mi familia, y que mi bebé pueda llegar a un mundo donde no tengamos que usar cubrebocas hasta para ir a cagar. En fin, necesitaba sacar todo el chisme a modo como de salida, así que recurrí a mi fiel y polvoriento blog. Espero que no pase mucho antes de que vuelva a hacerlo, últimamente hace más falta que nunca.

Encontré un fantasma en Pokémon Sword

Pues por fin pude comprar mi Pokémon Sword hace un par de días y he estado jugando tanto como he podido en cada oportunidad. No voy a entrar en detalles de lo que me ha parecido el juego, eso tal vez sea cuando lo termine; pero por ahora quiero contar sobre la experiencia sobrenatural que tuve a unas pocas horas de haber empezado a jugar.

Resulta que llegando a la Wild Area, la tan novedosa zona donde hay pokémon vagando felizmente, me puse a explorar pensando, «¿qué puede salir mal?» y pues bueno, me encontré con un fantasma… un Gastly nivel 36 que casi me mata a todos mis pobres monitos muy a huevo nivel 12. Ah sí, y antes de eso, encontré el fantasma de una chica.

Disculpen la calidad de video grabado con tostadora en lugar de subir el video directamente desde el Switch, pero donde me encontraba cuando lo grabé no tenía WiFi así que tuve que improvisar, aparte para que se vea más legit y no salgan con que es una ROM hackeada y sus demás mamadas.

El caso es que claramente se observa el modelo de una niña en la distancia, el cual al apenas acercarme, desaparece sin dejar rastro. No tengo ni puta idea si se supone que así esté el juego, o si sea solo un bug o error común. ¿A alguien más le ha pasado? ¿Alguien más ha encontrado cosas similares en su juego? ¿Acaso mi cartucho está poseído por el fantasma de una niña que murió ahogada y ahora busca vengarse o comunicar un mensaje a sus seres queridos? Sepa la chingada.

EDIT: En cuanto tenga oportunidad en mi casa subo el video directo del Switch para que se vea más el contexto de cuando lo grabé.

Pro-Aborto VS Pokémon Sword y Shield

Estamos a solo dos días del lanzamiento global de Pokémon Sword/Shield, la tan esperada octava generación y la primera de la serie principal completamente nueva en el Nintendo Switch, una consola casera y además portátil (excepto por la versión lite que es como inventar el avión y luego vender un «avión lite» sin alas). Es algo que hemos estado esperando desde hace como 20 años con el primer Pokémon Stadium en el Nintendo 64, cuando nuestros infantiles ojos se maravillaron por primera vez con la gloriosa y poligonal imagen de nuestros monitos que habíamos criado como conjuntos de pixeles en escala de grises, manifestándose ante nosotros en magnífico 3D.

Desde ese momento todos comenzamos a jalárnosla mentalmente con ideas de un juego de Pokémon con historia y toda la cosa, pero para el 64, con un extenso mundo en 3D por explorar y nuestros monos partiéndose la madre virtual en tantas dimensiones como sea posible. Fue un deseo que persistió por generaciones y se vio en cierta forma cumplido con los spin-off de la tercera generación en el GameCubePokémon ColosseumPokémon XD: Gale of Darkness. Pero claro, no fueron perfectos ni tal y como los esperábamos; a fin de cuentas solo eran juegos alternos. Años más tarde con la salida de Pokémon X/Y en el 3DS nos acercábamos cada vez más a nuestro juego de Pokémon en glorioso 3D como en Stadium, pero aún seguía estando en una consola portátil, aún faltaba esa misma experiencia pero en la comodidad de tu sala.

Esta semana y después de 20 años y 7 generaciones, por fin se volverá una realidad: tendremos nuestro juego de Pokémon completamente en 3D y en una consola casera, y no solo eso, sino que también podremos llevarlo con nosotros a donde sea. Puta, es el juego de Pokémon perfecto, con todo lo que siempre hemos querido desde que nos quemamos las retinas de niños jugando Pokémon Stadium por horas ininterrumpidas. Pero ahora resulta que no es lo que queremos. Espera, ¿qué? Continúa leyendo Pro-Aborto VS Pokémon Sword y Shield

Mi canción favorita

¿Cuál es tu canción favorita?

¿Recuerdas la primera vez que la escuchaste? ¿Cómo te sentiste al escucharla?

Quizá no lo esperabas, pero en el momento en que la escuchaste algo pasó… La escuchas más y más, la aprendes, cantas con ella, bailas a su ritmo… La tienes en tu mente la mayor parte del tiempo, a veces está pegada y no puedes sacarla de tu cabeza pero no te molesta, sino todo lo contrario.

Entre más la escuchas, más te gusta, más te relacionas con la letra, el ritmo, la melodía.

Y no importa cuántas veces la escuches, así haya billones de otras canciones en el mundo, no te cansas de ella, no te aburres de ella.

La escuchas o la cantas cuando estás feliz, mientas manejas, haciendo cualquier cosa; cuando te sientes triste para animarte, la muestras a tus amigos y familiares para que sepan por qué es tan importante para ti y por qué es tu favorita, la llevas contigo a todos lados, está ahí para ti.

Y quieres escucharla hasta el último de tus días, en ocasiones especiales o cualquier día, mientras haces algo o no haces nada en absoluto, acostado en tu cama contemplando la existencia…

Tú, tú eres mi canción favorita. La melodía más hermosa y la letra más familiar que he escuchado, el mejor ritmo al que he movido mi cuerpo. Tú eres mi canción favorita, mi persona favorita. 💙💚

Inktober 2018 – Día 2: Tranquil

Día 2: Tranquil (Tranquilo)

Para el dibujo de este día buscaba no utilizar algo que refleje tranquilidad, no quería dibujar simplemente una persona meditando o relajándose. No, mi idea fue más bien algo que a mí me transmitiera y me hiciera sentir tranquilidad, paz.

Tristemente por el ajetreado estilo de vida moderno y mi cruel agenda no hay muchas cosas que me hagan sentir realmente tranquilo o en paz. Entonces recordé la última vez que me sentí así: fue hace algunos años durante un viaje para acampar. Estar en contacto con la naturaleza y el aire limpio me hizo sentir no solo en paz, sino realmente libre, me sentí uno conmigo mismo y en armonía con mis instintos más primitivos.

Pero eso fue ya hace tiempo, no he vuelto a ese lugar y tal vez no lo haga. Por eso el marco, no es solo un dibujo, es el dibujo de una fotografía, un recuerdo, una memoria. Ya que es todo lo que me queda de aquella experiencia, solo el recuerdo, y el inmenso deseo de regresar y volver a ser uno con mi propia naturaleza.

Inktober 2018 - Día 2: Tranquilo

Inktober 2018 – Día 1: Poisonous

Inktober es un reto para dibujantes -o cualquier persona que le interese- en el que cada octubre se les presenta una lista de temas o palabras para realizar un dibujo cada día inspirándose en el tema correspondiente.

Yo no soy ningún gran artista ni nada por el estilo, pero desde niño me gusta mucho dibujar y en estos últimos años he tratado de retomarlo en cada oportunidad que tengo. Así que este año me propuse participar en el Inktober para sacar la creatividad un rato y tener algo qué publicar.

Para aquellos que les interese participar, hoy aún están a tiempo (si no pues se ponen al corriente), así que aquí está la lista de palabras clave de este año:

La cosa es sencilla, hacen el dibujo correspondiente (a tinta) y lo publican con los hashtags #inktober y #inktober2018, y así cada día hasta el final del mes. Ahora sí sin más, aquí está mi primera contribución.

Día 1: Poisonous (Venenoso)

«Si te muerde y te mueres, es ponsoñozo. Si lo muerdes y te mueres, es venenoso«. Esa fue mi idea al ver la palabra de hoy, y pensé, ¿qué puede ser venenoso? Bueno, hay gran variedad de frutos, hongos y animales que pueden ser letales al momento de ser ingeridos, pero por alguna razón lo primero que me vino a la mente fue una manzana, posiblemente por la famosa manzana envenenada de Blanca Nieves. ¡Pero esa manzana está envenenada, no venenosa! Pero tras un poco de investigación, descubrí que la manzana, junto con las cerezas, almendras, y otros frutos, es la fruta más venenosa consumida regularmente. Bueno, no exactamente la manzana, sino sus semillas. Las semillas de manzana -así como los huesos de cereza- tienen una pequeña concentración de cianuro, que se libera al ser masticadas. Claro, es en una concentración muy pequeña, y necesitarías comer grandes cantidades de semillas de manzana para que sean letales, así que no te preocupes, puedes seguir comiendo tu manzana al día para alejar a los doctores, solo no te comas las semillas.

Y volviendo a la frase con la que me inspiré, me imaginé ¿qué tal si una manzana venenosa pudiera morderte? Y pues este fue el resultado…

Por si el hecho de ser una manzana y los colmillos chorreando veneno no eran suficiente indicación de que es venenosa, todavía le agregué la clásica calaverita en la frente. Ya si alguien aún así se la come, es su responsabilidad.

Primer Intento de Dibujo CSS

Por fin pude (es decir, tuve tiempo y ganas de ponerme a) reparar mi computadora, y nuevamente puedo trabajar en mis cosas de desarrollo y diseño. Para celebrarlo, me metí un poco a aprender sobre dibujo CSS, es decir, gráficos creados utilizando únicamente elementos de HTMLCSS, y si acaso algo de JavaScript. Como vemos, se trata solo de componentes básicos del diseño web, sin hacer uso de frameworks ni algún otro lenguaje de programación.

Mientras que los recursos pueden ser limitados, con algo de creatividad e imaginación se pueden lograr enormes resultados. Como muestra basta este retrato hecho completamente de HTML/CSS, por Diana A. Smith. Pero lo que he logrado yo hasta ahora han sido dibujos básicos y muy sencillos, pero bueno, por algo se empieza.

Aquí algo de lo que he hecho hasta ahora:

Pizza CSS

See the Pen CSS Pizza by Gibran Jacobo (@skom612) on CodePen.

Había comenzado haciendo un autorretrato (obviamente con formas básicas solamente…) pero luego me empezó a dar hambre y terminé haciendo una rebanada de pizza, que tiene cara por alguna razón. Las formas aún son algo burdas y no es del todo estética pero ahí se ve poco a poco la intención.

Teléfono CSS

See the Pen CSS Phone by Gibran Jacobo (@skom612) on CodePen.

Luego vi mi teléfono y dije «Mmm… formas básicas…» así que alguno que otro rectángulo después ahí estaba un dibujo algo sencillo de mi teléfono. Creo que lo más «complicado» fueron los botones de recientes (a la izquierda) y volver (a la derecha); que están compuestos de varias formas sobrepuestas para dar el efecto deseado, jugando con sus propiedades, como puede verse en el código utilizado.

Hongo CSS

See the Pen CSS Mushroom by Gibran Jacobo (@skom612) on CodePen.

Y finalmente, necesitaba algo más ambicioso. Por alguna razón pensé en un hongo; dibujarlo no fue gran problema, pero quería animarlo como si estuviera respirando (ya sé que no tiene sentido) para que no se viera tan estático. Luego pensé, ¿por qué no mejor que esté roncando? Así que luego de jugar un poco con la animación — que es algo más sencillo de lo que parece — ahí estaba un pequeño hongo claramente respirando y durmiendo. Luego agregué un poco más de detalle con las «Z’s» que aparecen, se mueven un poco, y desaparecen. El paso final fue agregar las estrellas, pero para no hacerlo manualmente, decidí usar una sencilla función de JavaScript para generarlas aleatoriamente. Cada vez que se ejecute el proyecto (haciendo clic en el botón Rerun) aparecerá un número diferente de estrellas en diferente posición.

Y eso es lo que he hecho hasta el momento, voy a seguir trabajando en más diseños así e incluso implementarlos en algún diseño de un sitio terminado, y así mismo los estaré agregando en mi Portafolio.

¿Qué les parecen? ¿Tienen alguna otra idea de qué pudiera dibujar y animar? Recuerden dejar sus comentarios. ¡Hasta la próxima!

Agrandezca su Vocabulario

¿Les ha pasado que están leyendo algo, y de repente se topan con una palabra que no conocen? De seguro la ven, y tratan o pueden adivinar el significado por el contexto de lo que están leyendo, o de seguro la ignoran y hacen como que saben qué significa. Lo que yo hago es que siempre llevo alguna app de diccionario en mi teléfono, para poder revisar esas palabras al momento y saber qué rayos estoy leyendo. Y pues fue en base a eso que comencé a reunir una lista de palabras así raras que uno encuentra comúnmente en libros (generalmente ya viejos) para ayudarlos a enriquecer su vocabulario por si llegasen a encontrarse con tales vocablos.

Y sí, ya sé que “agrandecer” no es una palabra real, pero si reniegan por eso es porque claramente no entienden que es un chiste, una referencia, y tiene perfecta validancia.

 

Loable: Entidad mística, persona destacada en la sociedad digna de alabanza.

Infatuado: Fatuo o engreído.

Fatuo: Necio, poco inteligente.

Afabilidad: Amabilidad y atención de una persona en el trato con otras.

Dogmatismo: Conjunto de proposiciones o verdades que se tienen por principios innegables en una ciencia.

-Amá, en la escuela me dicen pedante.
-¿Quiénes, hijo?
-Los hijos de su puta madre.

Pedantería: Actitud del que presume de su sabiduría.

Macilento: Demacrado, pálido, descolorido.

Postergar: Dejar atrasado en el espacio o en el tiempo, menospreciar.

Pimpollo: Vástago o tallo nuevo de las plantas; niño o niña que se distingue por su belleza.

«Matrimonio y mortaja, del cielo bajan.»

Mortaja: Vestidura con que se envuelve el cadáver para enterrarlo. Hoja de papel con que se envuelve la picadura del tabaco.

 

Ahí lo tienen, alguna que otra palabreja para hacerlos más listillos. Pronto volveré con más para seguir agrandeciendo su vasto vocabulario.

¿Te gustó la lista de palabras? ¿Ya te sientes Miguel de Cervantes Saavedra con tan pomposa adición a tu léxico? ¿Sabes otras palabras altisonantes que te gustaría compartir? ¡Recuerda dejar tus comentarios!

Cómo convertir la escuela en un juego

¡No nos dejemos de juegos!

A todos nos gustan los juegos, especialmente cuando niños. Y si a algún niño no le gustan, de seguro es porque su mamá le dio garbanzos en vez de galletas. Los juegos nos motivan, nos divierten, nos hacen sentir recompensados por hacer algo que disfrutamos. Cosa totalmente diferente a ir a la escuela o hacer la tarea; ¿por qué? Porque vemos lo último como una obligación, algo que tenemos que hacer, más que como algo que queremos hacer.

Tal y como lo dice Skinner (Seymour, no Burrhus Frederic… ¿o sí?), ¡hay que hacerlo divertido! ¿Pero cómo podemos hacer divertido escribir 100 planas de una frase en cursiva? (Si no los pusieron a hacer eso de tarea, no tuvieron infancia) Bueno, ¡pueden ver cuántas hacen en una hora y luego romper su marca! Sí, suena igual de aburrido, pero dos horas después, cuando veas que hiciste más planas que una hora antes, seguro notarás ese sentimiento de haber mejorado, de ser recompensado con mayor habilidad para, bueno, hacer planas; en otras palabras, sentir que subiste de nivel. Sí, ¡como en un RPG (Role Playing Game)! Y es por medio de esta simple y sencilla dinámica que has aplicado el concepto de la ludificación.

 

¿Pero qué chingados es ludificación?

Ludificación,  o gamificación (anglicismo de gamification, que suena más chido) es la aplicación de técnicas y elementos recreativos a actividades cotidianas o no recreativas, con la finalidad de aumentar la motivación y reforzar la conducta para lograr un objetivo — ya sea completar una tarea, aprender un tema, realizar un trabajo, etcétera.

Si alguna vez tu madre –u otra figura de autoridad– te dijo que “para ti todo es un juego”, pues ahora sabes cómo regresársela, diciéndole que no estás jugando, estás ludificando. La ludificación nos puede ayudar a amenizar todo tipo de trabajo, desde labores cotidianas, trabajo de la escuela, la producción en el trabajo, o especialmente como maestros para motivar a nuestros alumnos a participar, competir, colaborar, y ver que aprender no tiene por qué ser aburrido. Como podemos ver, se puede aplicar a nivel personal, por ejemplo, imponiendo metas propias que alcanzar en una determinada tarea, estableciendo límites de tiempo, o con pequeñas recompensas al cumplir ciertos criterios; o grupal, convirtiendo el trabajo o clase en una competencia (ya sea individual o en equipo), igualmente con sus respectivas metas y recompensas.

 

La escuela es un calabozo

En esta ocasión mi enfoque para la ludificación es mayormente aplicarla a la enseñanza. Como –futuro– maestro, una de las más grandes preocupaciones que cargamos es captar y mantener el interés y la motivación de los estudiantes. La presencia de un maestro (su presentación, su voz, su imposición de autoridad) es sumamente importante para esto, pero obviamente, su forma de manejar la clase y a los alumnos es el resto de la ecuación.

Para muchos estudiantes, la escuela es como un calabozo: es más su obligación de asistir que su motivación, lo hacen prácticamente a la fuerza y se sienten prisioneros del lugar. El problema no es que la escuela parezca un calabozo, ¡el problema es que le faltan los dragones! Asumo que casi todos habremos oído hablar de Calabozos y Dragones (Dungeons & Dragons), lo que podría conocerse como el padre de los RPG modernos como Final Fantasy, pero a diferencia de estos, Calabozos y Dragones no era un videojuego, sino un juego de mesa, en cierta forma. Un jugador hace de amo del calabozo (dungeon master), actuando como narrador y creador de la historia que interpretarán el resto de los jugadores, el equipo (party). Cada miembro del equipo crea un personaje, con una diferente clase y características generalmente asignadas al azar. El que cada personaje sea diferente fomenta la colaboración y el trabajo en equipo, haciendo que cada jugador aproveche su individualidad para lograr un objetivo común; algunos serán más fuertes contra determinados enemigos, otros serán más resistentes, otros tendrán habilidades útiles en determinados momentos, y cosas por el estilo. Mientras, el amo del calabozo se encarga de especificar los enemigos y desafíos a los que se enfrentará el equipo a lo largo del juego y cómo se irá desenvolviendo la historia de acuerdo a las elecciones que tomen los jugadores. De ahí que se les llame juegos de rol a estas actividades, porque cada jugador tiene un papel o rol que cumplir para lograr un objetivo.

Hay muchos más factores que definen el juego, como el papel que juega el azar en éste, pero para ya no desviarme demasiado, veamos cómo podemos aplicar los principios básicos de los juegos de rol a una clase. Obviamente, el rol de amo del calabozo correspondería al maestro, ya que será quien se encargue de asignar las actividades y retos que deberán enfrentar los alumnos, el equipo. Como bien sabemos, cada alumno es diferente, cada uno tiene sus diferentes ventajas, desventajas y habilidades que lo diferencian de los demás; por lo cual deben hacer equipo con otros alumnos con habilidades complementarias. Por ejemplo, en el caso de una clase de Inglés, un alumno puede ser muy bueno para escribir, mientras que otro tenga muy buen oído para el idioma. O en un ámbito más general, quizá un alumno sea hábil para cálculos matemáticos, otro tenga la mejor redacción, y otro sabe organizar mejor al equipo o es mejor hablador. ¿Y cómo podemos identificar estas habilidades en los alumnos? Muy fácil, una simple prueba de ubicación o un test de inteligencias múltiples pueden ayudarnos a conocer cuáles son las fortalezas y debilidades de nuestros alumnos, y en base a esto, asignarles una clase y poder formar sus equipos.

Cada miembro del equipo tiene cualidades únicas que en conjunto ayudan a lograr un objetivo común.

Ahora, las actividades en clase y los nuevos temas por aprender son los quests o misiones que deberán completar para avanzar en la clase, y cada una que completen les asignará puntos de experiencia, que pueden ser algo simbólico del conocimiento que van adquiriendo, o pueden ser realmente puntos que irán sumando en un sistema, si se utiliza uno, con los que podrán ir subiendo de nivel y desbloquear nuevas habilidades conforme progresan; así como loot, el botín o premios que se obtienen al final de cada encuentro, que generalmente consta de oro y objetos o armamento para ayudarlos en la misión. Obviamente en una clase no vamos a dar realmente oro a los alumnos (a menos que sea una de esas escuelas de muy altos recursos, pero aún así…), pero esto se puede sustituir con recompensas físicas como dulces, por ejemplo, o con recompensas como permisos por ejemplo para ir al baño, salir un momento de clase o comer en el salón. Así mismo, el “oro” puede ser una moneda virtual o imaginaria con la que los alumnos puedan adquirir este tipo de beneficios. La finalidad de todo esto es que los alumnos tengan una recompensa tangible e inmediata al trabajo que realizan en la clase, a diferencia de solamente el conocimiento que adquieren, o la calificación en un examen. Se trata de que, además del objetivo de cada tema, también tengan una razón, una motivación para hacer lo que exige la clase, lo hagan con ganas, y además se diviertan en el proceso.

 

Pero, ¿y los dragones?

Al final de cada determinado grupo de misiones, hay un jefe. De la misma manera, al final de cada unidad o conjunto de lecciones, hay un examen. Los jefes, al igual que los exámenes, son pruebas de las habilidades y experiencia adquiridas en un periodo determinado, que se llevan a cabo bajo reglas específicas (determinado tiempo o número de turnos, restricciones de habilidades, ubicación, etcétera). Podemos aplicar estos principios a los exámenes, creando así una prueba de mayor dificultad para medir el progreso de los alumnos, y a la vez, recompensarlos en mayor medida que las actividades normales. Los jefes normalmente otorgan más experiencia y mejores recompensas, más oro, mejores objetos, u objetos clave para progresar con la historia. Un examen no tiene por qué siempre ser un papel con múltiples preguntas sobre lo aprendido en la unidad; puede ser un trabajo en equipo, una exposición, un proyecto de video, una obra, un experimento… en fin, hay gran cantidad de opciones a elegir que se adapten a nuestra clase y al tema o temas en cuestión. Especialmente si son en equipo, podemos poner a prueba la capacidad del equipo para trabajar juntos y hacer uso de sus habilidades individuales.

Y al igual que al final de un curso, que hay un examen final más complejo y completo que pone a prueba todo el conocimiento y experiencia adquiridos a lo largo del semestre o año, también al final de un juego hay un último jefe que sirve de prueba máxima, para la que los jugadores se han preparado a lo largo de todo el juego. Así, un examen final requerirá de todo lo aprendido en el ciclo escolar de esa clase, y pondrá a prueba a los alumnos y todo lo que han aprendido, para darles el pase, y asegurarse que estén preparados para el ciclo siguiente.

 

Es peligroso ir solo… ¡toma esto!

Como hemos visto, la ludificación no solo nos ayudará a motivar a los estudiantes (y a nosotros mismos), sino que también es una forma de llevar un registro dinámico del progreso para poder adaptar nuestras clases y programas a los estudiantes, así como un amo del calabozo va moldeando la historia conforme a las acciones y decisiones de los demás jugadores. Y obviamente, el ejemplo de Calabozos y Dragones no es la única forma de aplicar ludificación, pero es una muy sencilla y a la vez completa. Básicamente cualquier juego puede adaptarse, y no solamente juegos de video o de mesa, también deportes y otras actividades recreativas pueden utilizarse como técnicas de ludificación; el punto es motivar y recompensar a los estudiantes a hacer algo ordinario, volviéndolo extraordinario.

¿Qué opinan sobre la ludificación? ¿Han aplicado técnicas de ludificación alguna vez para el trabajo, escuela o la vida diaria? ¿Les es o será de utilidad esta información? ¡Recuerden dejar sus comentarios abajo!