Pro-Aborto VS Pokémon Sword y Shield

Estamos a solo dos días del lanzamiento global de Pokémon Sword/Shield, la tan esperada octava generación y la primera de la serie principal completamente nueva en el Nintendo Switch, una consola casera y además portátil (excepto por la versión lite que es como inventar el avión y luego vender un «avión lite» sin alas). Es algo que hemos estado esperando desde hace como 20 años con el primer Pokémon Stadium en el Nintendo 64, cuando nuestros infantiles ojos se maravillaron por primera vez con la gloriosa y poligonal imagen de nuestros monitos que habíamos criado como conjuntos de pixeles en escala de grises, manifestándose ante nosotros en magnífico 3D.

Desde ese momento todos comenzamos a jalárnosla mentalmente con ideas de un juego de Pokémon con historia y toda la cosa, pero para el 64, con un extenso mundo en 3D por explorar y nuestros monos partiéndose la madre virtual en tantas dimensiones como sea posible. Fue un deseo que persistió por generaciones y se vio en cierta forma cumplido con los spin-off de la tercera generación en el GameCubePokémon ColosseumPokémon XD: Gale of Darkness. Pero claro, no fueron perfectos ni tal y como los esperábamos; a fin de cuentas solo eran juegos alternos. Años más tarde con la salida de Pokémon X/Y en el 3DS nos acercábamos cada vez más a nuestro juego de Pokémon en glorioso 3D como en Stadium, pero aún seguía estando en una consola portátil, aún faltaba esa misma experiencia pero en la comodidad de tu sala.

Esta semana y después de 20 años y 7 generaciones, por fin se volverá una realidad: tendremos nuestro juego de Pokémon completamente en 3D y en una consola casera, y no solo eso, sino que también podremos llevarlo con nosotros a donde sea. Puta, es el juego de Pokémon perfecto, con todo lo que siempre hemos querido desde que nos quemamos las retinas de niños jugando Pokémon Stadium por horas ininterrumpidas. Pero ahora resulta que no es lo que queremos. Espera, ¿qué?

En primer lugar, no hables por mí, maldito friki gordo, virgen, y amargado porque tu mamá no quiso lavar tu dakimakura de Hatsune Miku cuando la llenaste de tus juveniles jugos de testículo. Yo sí espero los juegos impacientemente, en especial porque no sé cuándo chingados los podré comprar porque la vida de adulto gamer está de la verga. Sé que han hecho muchos cambios bien culeros que a mucha gente le han cagado, pero eso en ningún momento quiere decir que vayan a ser malos juegos.

Sin embargo, cada vez que entro a Facebook o Twitter no veo mas que comentarios negativos, gente tirando caca a todos los cambios que se han anunciado para esta generación. Claro, son decisiones muy drásticas y que parecen sin fundamento y con la única intención de chingar a los fieles seguidores de la franquicia que generación tras generación ha comprado cada nuevo juego y lo han amado como la primera vez que jugaron Red/Blue/Yellow. Pero si nos ponemos a verlo objetivamente y sin arena vaginal obstruyendo la vista, ¿realmente afectan tanto estas decisiones?

Cuando se anunciaron por primera vez, todos estábamos emocionados y enamorados de Sobble, impacientes por más noticias sobre lo que nos espera en Galar. Luego, una simple noticia mandó todo a la chingada: no más Pokédex Nacional. Inmediatamente el internet estalló en llamas de odio y resentimiento; «¿cómo pudieron? ¿qué se piensan? ¡están arruinando la franquicia!«, ya lo hemos leído todo. Pero límpiate la caca de los labios un momento, aprieta tu esfinter cerebral y piensa, ¿realmente te afecta eso? ¿cuándo fue la última vez que completaste un Pokédex Nacional? ¿Cuánto tiempo te tomó? Ahora piensa en hacerlo una vez más, esta vez con casi 1200 monitos. Al chile, qué hueva, y ¿para qué? ¿Para tenerlos en cajas arrumbados como los tantos recuerdos de cosas y aficiones que intentaste tener en tu vida pero fracasaste por ser un maldito bueno para nada que no sabe mas que cagarse en lo que por tantos años dijo amar? No niego que el Switch tenga el poder para renderizar los modelos de casi 1200 monos, con sus respectivas animaciones, shinies, formas alternas, etcétera, y aún poder ofrecer un mundo vasto con historia envolvente y personajes inolvidables. Claro que puede, pero, ¿debe?

Twittero enojado por el Pokédex recortado

Cada generación se omiten Pokémon del Pokédex regional, limitando las opciones disponibles para equipos durante el juego principal con el fin de dar oportunidad a los monos nuevos y únicos de la región de ser utilizados. De otra forma, seguiríamos usando Nidokings y Exeggutors generación tras generación. Claro, una vez en el meta juego se desbloquea el Pokédex Nacional y podemos migrar nuestros monos de otras generaciones para usarlos en juego competitivo o el post-game. Pero hablando de eso, no siempre es posible seguir utilizando tus mismos monos; las reglas cambian, los movesets cambian, las habilidades cambian. Tu monito preferido en quinta generación tal vez ya es ilegal en la sexta, o sabe un movimiento que ya no puede aprender legalmente y ya no lo puedes usar, o tal vez sus stats o habilidad cambiaron y ahora su estrategia ya no es viable. Así que termina relegado en una caja junto con tus esclavos de HM y 27 monos nivel 1 con casi todos sus IVs en 31 excepto el que necesitabas.

El hecho de que se remuevan Pokémon del total que es posible capturar o usar dentro de un juego parece contradictorio al lema que se nos ha inculcado desde los inicios de la serie: «Gotta catch’em all!» o «¡Hay que atraparlos a todos!«. ¿Cómo vamos a atraparlos a todos si ni siquiera están todos? Pareciera una decisión tomada a lo pendejo, pero siendo realistas y pensando con la cabeza fría y sin la mentalidad de un mocoso mimado, vuelvo a lo mismo, no todos los jugadores van a llegar al punto de atrapar a todos, ni todos los monos van a recibir el mismo uso y atención. Pienso que esta decisión, así como otras que fueron revelándose después, fue con la finalidad de enfocar los juegos más hacia lo competitivo.

Desde generaciones anteriores, poco a poco se han implementando mecánicas para hacer cada vez más fácil adentrarse en batallas con otros jugadores con equipos realmente competentes. Desde la modificación de los EVs en la tercera generación, la herencia de naturalezas e IVs en la crianza, complementos que reducen drásticamente el tiempo para incubar huevos, o aumentan drásticamente las probabilidades de encontrar shinies, llegando al punto que en la séptima generación es posible modificar los IVs de un Pokémon, cosa que en otro tiempo hubiera sido impensable. Esta nueva generación nos da ahora la posibilidad de cambiar la naturaleza de nuestros monos, algo que jamás nos habríamos imaginado que podríamos hacer.

No solo te quitan el mal aliento, ahora también te cambian la personalidad.

Todos estos cambios han hecho que más gente pueda involucrarse en el juego competitivo, sin embargo, otro de los cambios en la octava generación pareciera no ser tan benéfico. Junto con la decisión de restar Pokémon disponibles en el juego, que insisto, considerando el enfoque competitivo que parece estársele dando nos quita de encima gran número de creaturas que realmente nunca se usarán; también se han eliminado algunos ataques de generaciones anteriores. Muchos imagino son movimientos únicos de Pokémon que no estarán disponibles, y otros, movimientos que, al igual que algunos monos, realmente nunca se les da mucho uso. Además al igual que con Pokémon, habrá muchos movimientos nuevos, algunos de los cuales quizá serían redundantes con otros ya existentes que fueron removidos.

Esto nos lleva a otro punto: honestamente, el competitivo se volvió una cagada desde la segunda parte de la sexta generación, cuando comenzaron a permitirse legendarios grandes. No encontrabas mas que equipos llenos de Xerneas, Kyogre, Rayquaza, entre otros; eso junto con Ultra Bestias y otros legandarios menores como chingos de Landorus-T, Cresselia, Heatran… el competitivo estaba lleno de un número realmente limitado de Pokémon, en su mayoría legendarios. Eso solo confirma mi punto: ¿para qué quieren a todos los monos si ni siqueira usan todos? Pa’ mí que nada mas necesitan estarse quejando de algo porque no están a gusto con sus miserables y patéticas vidas y temen al cambio, y tienen que desquitarlo de alguna forma criticando las decisiones de otros.

Estoy hasta la madre, neta, de ver tanto pinche comentario de gente que dice estar «decepcionada de la franquicia desde hace mucho». Cabrón, de seguro ni compras los juegos, los bajas ilegalmente y usas emuladores, ¿y te sientes con el puto derecho de criticar y decir que «estás decepcionado»? Pues boo-pinche-hoo, si tanto te decepciona, ya no lo juegues y punto. Total, si nada te da gusto en tu pinche vida culera encerrado en el sótano de tus papás pues primero que nada, consigue ayuda profesional, segundo, consigue jale y trata de ser alguien en la vida, y tercero, a Game Freak le vale veeeeeerga si te decepcionan, no los mantienes ni te deben nada. Y antes de que salgan con que «duuuuhh sí los mantengo porque estoy pagando por sus juegos daaaaaahh«, en primer lugar cállate pendejo si ni los pagas porque los paga tu mamá o los bajas de internet, y además, ¡los sigues pagando, imbécil! Sigues pagando por algo que según tú te decepciona, ¿entonces para qué chingados lo haces? Es como si un negro te estuviera cogiendo por el culo y le dijeras «estoy muy decepcionado de que me estés cogiendo, pero sígueme cogiendo«. Tengan tantita madre.

Pero no es todo su culpa, pequeños y grasosos gordos frikis, también la prensa tiene mucho que ver. Y por prensa me refiero a sitios amateur de gaming, y toda la zarta de YouTubers que son más clickbait que video como… ugh, Arceus me perdone por escribir este nombre pero… Verlisify. Aaagh voy a cortarme los dedos por haber escrito eso. En fin, toda esa gente toma cualquier pinche rumorsito o leak que salga, se lo mete por el culo y lo vomita en forma de artículo o video, generalmente tirando mierda de cualquier cosa nueva que se haya anunciado o descubierto. Es por esas personas que nos enteramos de la mayoría de todas estas decisiones y cambios en la octava generación, lo que dio pie a que la gente pudiera empezar a tirar toda su toxicidad cagándose en un juego que aún ni han jugado, ni ha salido a la venta siquiera (pero eso sí, buenos para distribuirlo y bajarlo ilegalmente cuando se filtra la ROM). Denle una pinche oportunidad siquiera a que salga, lo compren, y lo jueguen lo suficiente para poder expedir un juicio definitivo. Es como si tu hermana se embarazara de su novio marihuano desempleado que no acabó la prepa, y odias al bebé por el solo hecho de ser hijo de ese wey, lo tachas de ilegítimo, que no debe nacer, que va a tener mala vida y a ser igual de mediocre que el papá. Pero a fin de cuentas sigue siendo tu familia, dale una pinche oportunidad y a lo mejor cuando nazca y lo veas ahí todo lleno de sangre y placenta, te cae bien y hasta lo quieres.

Clickbait pendejo
¡Círculos y flechas para todos! Todo sea por las jugosas vistas.

Es muy triste ver cómo todos los medios informativos que tenemos hoy en día han hecho que se pierda la emoción de un juego nuevo. Cuando todo lo que sabíamos era a través de revistas con información limitada y fotos borrosas, y espérabamos con ansias a tener el juego en nuestro cumpleaños o Navidad, y jugarlo por primera vez con toda la infantil ilusión y sin ninguna expectativa mas que entretenernos porque lo veíamos como lo que es: un pinche juego. Ahora aún ni ha salido un juego cuando ya están juzgando que va a ser malo, todo para al final estarlo mame y mame de que está bien chido y no sé qué. No solo son pendejos, también son hipócritas. Ya no solo empiezan a jugar algo con una idea negativa de lo que es, sino que ya con casi toda la información que habría sido hasta cierto punto sorpresiva. Ya saben cuáles son todos los Pokémon nuevos, así que ya no hay la emoción de encontrarlos y pensar «¡ah la verga!, ¡qué chingados es eso?«, ni de saber qué pasará en la historia porque ya vieron todo en un leak o en un video de algún wey que lo consiguió antes de tiempo a través de medios de dudosa legalidad. No, no es Game Freak ni Nintendo quien está haciendo cagada la franquicia, son los mismos jugadores siempre inconformes que nunca saben qué es lo que quieren en un juego y que al parecer son expertos en desarrollo de video juegos porque siempre quieren estarle diciendo a la empresa cómo debe hacer su trabajo o lo que debe hacer.

Tal vez Game Freak esté cambiando el rumbo de la franquicia, como dije, para darle un enfoque más centrado en lo competitivo, aunque las decisiones que haya tomado con este fin parezcan sin fundamento o les raspen la vagina a los pobres inconformes; pero si en verdad han seguido la saga desde sus inicios, deberán recordar que su meta siempre ha sido el conectarse con otros jugadores. Por esto la idea siempre ha sido el formar tu equipo para pelear con otro jugador, por eso los juegos vienen en dos versiones con monos exclusivos de cada una para que puedas intercambiar con alguien más, por eso hay evoluciones por intercambio, por eso se está haciendo cada vez más y más accesible el poder tener un equipo competitivo y jugar a niveles más altos y profesionales; todo es por reunir a los jugadores, atraer cada vez a más y más gente, y dar oportunidad a más personas de poder participar hasta en torneos regionales o mundiales, y de ser parte de esta comunidad tan bonita y extensa (aunque medio pendeja a veces) que somos los entrenadores Pokémon.

Así que en resumen, déjense de mamadas, sáquense el pepino del culo, y disfruten los juegos por lo que son: juegos, una oportunidad de distraernos y sumergirnos en un mundo ficticio sin preocupaciones y donde además tenemos la oportunidad de conectar con gente nueva como nosotros.

Si todavía les queda arena y quieren mentarme la madre, ahí están los comentarios abajo, no se amontonen; o pueden compartir mi post en su página favorita de gaming y decir «HAHA MIREN A ESTE PENDEJO QUE CREE SABERLO TODO». Bye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *